Reproductor Sports Walkman NWZ-W273: Un MP3 bajo el agua

Reproductor Sports Walkman NWZ-W273: Un MP3 bajo el agua

Sony NWZ-W273Me acaban de regalar el NWZ-W273 de Sony. Es un reproductor MP3 “normal”, pero tiene una característica chula: Es sumergible hasta dos metros, lo que permite usarlo para deportes y, sobre todo, para nadar.

Llevo corriendo bastante tiempo, entre 25 y 45 minutos cada vez que salgo, y la música es insustituible. Siempre llevo el teléfono con el Runtastic y música para escuchar.

Ahora mi novia quiere que empecemos a nadar en piscina, y para “animarme” me ha regalado este Sony NWZ-W273. A ver como se porta…

La primera impresión es seco es excelente. El principal problema de los aparatos sumergibles son los conectores: que no se oxiden y rompan. Sony lo solventa con elegancia y el reproductor consta de dos partes: Una “base” de carga y de conexión y los auriculares en sí. La base y los auriculares se hablan  y cargan magnéticamente. De esta manera, los Sony NWZ-W273 no tienen partes metálicas que sean su punto débil.

Para empezar, el resumen de sus características es:

  • 8 horas de batería, con un modo de carga rápida que en 3 minutos, permite 1,5 horas de autonomía. 
  • Audio de alta calidad, con altavoces de 13,5mm para mejores bajos.
  • Interfaz USB compatible con Windows / MAC (y aunque no lo dice, seguro que Linux también) con 4 GB de RAM
  • 29 gr. de peso
  • Sumergible a 2 metros en agua dulce (ojo, no sirven para el agua salada).

La prueba de uso es bastante sencilla. Los conecté al MacBook Air y aunque teóricamente se pueden manejar desde iTunes lo único que hice fue arrastrar alguna de mi música habitual (Extremoduro) al dispositivo. Ponerme los auriculares, y disfrutar. La primera toma es espectacular. De casualidad, las fundas que venían por defecto encajaban al 100% en mis oídos e inmediatamente dejé de oír el exterior. Sorprendente… Tuve que subir el volumen del televisor mucho para asegurarme de que seguía oyendo. Para otros tipos de orejas más grandes o pequeñas, se incluyen hasta 8 tipos de tamaño, para todos los gustos…

En cuanto a la calidad de sonido, es buena. He probado mejores auriculares, pero ya hablando de palabras mayores en cuanto a cancelación de ruido, tipo casco y precio. Para mi (que no tengo un oído musical muy allá…) es más que suficiente. Y, además, mientras corres, pedaleas o nada, tampoco estás como para deleitarte con los bajos de una guitarra…

En mi experiencia, hay dos puntos principales para unos auriculares deportivos: Si son cómodos y si se caen. Sobre lo primero, están geniales. Pesan 29gr. y se colocan perfectamente. Ni se notan. La libertad de correr sin cables y sin preocuparte de ellos se agradece un montón. Y, sobre lo segundo, pues tiene su aquel. Para correr de momento perfecto. No se me han caído ni una vez y todo genial. Nadando no está tan claro. El que los brazos pasen tan cerca de la cabeza, los giros al llegar a la pared, y las corrientes de agua son mucho enemigo. Para conseguir un resultado decente (8 giros en una piscina de 15 metros) he tenido que trampear con la goma de las gafas. Pero ha funcionado… Ya no se me han caído.

En resumen, os pongo mi valoración de puntos fuertes y débiles.

A favor:

  • Calidad general (carga,  construcción y sonido)
  • Comodidad (peso, ajuste al oído)
  • Facilidad de uso (USB, y a escuchar)
  • El modo de carga rápida, que permite solucionar los despiste en sólo tres minutos.

En contra:

  • Fallos de ajuste en el agua
  • Aísla demasiado el sonido exterior, lo que puede ser peligroso corriendo por la calle o en bici.
  • El nombre… ¿A quien se le ocurrió llamarlos NWZ-W273? ¿Sony no tiene nadie en Marketing? El nombre de “Sports Walkman” no lo pone un ninguna parte del cacharro…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *