¿Por qué dejé de llevar reloj? El SmartWatch ataca…

¿Por qué dejé de llevar reloj? El SmartWatch ataca…

casio de pulseraHace muchos años que no llevo ni reloj, ni SmartWatch. Los que me conocen saben que soy muy práctico, y que sólo llevo cosas “útiles”. Y a un reloj solo le veo dos utilidades:

El primer uso de un reloj es ver la hora. Aunque puede haber funciones residuales, como alarma/despertador, cronómetro para correr y calendario para saber en qué día estamos. Pero poco más. El móvil calculadora de la imagen siembre fue de todo, menos práctico (eso sí… ¡quien se pudo resistir a tener uno en los 80!)

Hay otro uso del reloj, y es el complemento de moda. Ya sea informal, elegante, moderno, atrevido, lujoso… Es un complemento, que es usado tanto por hombres como por mujeres como prenda de vestir. Mi madre me intentó regalar uno hace poco, y me enfadé con ella porque ella sabe perfectamente que no me gusta llevar reloj, ni cadenas, ni collares. Afortunadamente, lo pudo devolver.

Lamentablemente para el reloj, como muchos otros dispositivos, murió en mi caso asesinado el día en que me compré el Nokia 3210 y lo podía llevar en los bolsillos a todos lados sin que la antena me machacara al sentarme.

Además, el móvil no sólo evitó que tuviera reloj, sino que sustituyo a las máquinas de videojuegos, el despertador, la cámara de fotos, el mapa, el periódico, el walkman (y el MP3 y el iPod) y otros muchos gadgets que se han fusionado en uno sólo. Y la obligación de llevarlo encima primero por motivos laborales, y después porque todo el mundo lo hace, se mostró como el factor diferencial. ¿Si tengo que llevar un móvil que lleva la hora en pantalla, para qué quiero un reloj que me diga lo mismo?

Ahora Google primero, y luego Apple se están empeñando en que compremos un reloj digital inteligente o SmartWatch. ¿Tiene sentido?

¿Qué nos deberían ofrecen los SmartWatch o relojes inteligentes?

Una pantalla. Aunque es de perogrullo, la pantalla es lo más interesante que ofrece un teléfono y lo mismo para un reloj inteligente. En la pantalla se puede mostrar información, gráficos e interactuar con ella.

Conectividad: deben tener conexión con el mundo exterior. Bluetooth es lo más habitual, pero señal WiFi, telefonía móvil 2g/3g/4g, sensores biométricos, gps serán bienvenidos…

Aplicaciones: primero tendremos emulaciones de reloj, cronómetros y alarmas pista que los hermanos inteligentes imiten a sus antecesores. Después vendrán las aplicaciones que exploten las posibilidades como avisos y mensajes, indicadores del gps en la muñeca, registros de la actividad cardíaca…

Batería: no queremos cargar nuestro reloj cada diez horas, como pasa con los móviles actuales a poco que les das un uso intensivo. Dos días de batería con poco uso es lo mínimo necesario.

Diseño: Aunque un reloj puede ser un dispositivo tecnológico, no debemos olvidar que se lleva puesto y que el factor “moda” en este caso es, como mínimo, importante. Nadie (salvo los muy “tech”) va a llevar puesto un reloj feo solo porque tenga Bluetooth. Y, habrá gente para los que el factor “moda” es el único. Los actuales usuarios de un Rolex o de un Cartier no buscan la hora. Y no van a comprar un Smartwatch salvo que tenga la misma imagen de distinción que su reloj.

Creo que para que un dispositivo tenga aceptación masiva, tiene que haber algo que lo destaque y que todo el mundo quiera. Los “early adopters” lo compran, y los demás los miran raro. Pero poco a poco se van dando cuenta que tener ese dispositivo es mejor que no tenerlo. En resumen, una “killer function” o una “killer app”. La killerapp de los teléfonos móviles fue whatsapp. Sin ella, no hubiera habido la explosión de telefonía móvil. Todo el mundo fue seducido por ahorrar dinero en los SMS y todo el mundo quería un Smartphone.

¿Qué es lo que causará furor para qué los smartwatch triunfen? Para mi, de momento nada. Cierto es que la gente de haga deporte regularmente disfrutará de los sensores biomédicos, que los que tienen una agenda apretada podrán ver de un vistazo sus notificaciones sobre reuniones, que podremos ver WhatsApp rapidamente en la muñeca… ¿Pero estas utilidades servirán para vender SmartWatches? Yo creo que no.

Mi opinión es que la “killer app” de los Relojes inteligentes será la moda. Poder poner temas a los relojes, y tener un reloj que en su pantalla muestre la hora de una manera interactiva, elegante, colorida, original y divertida será el motivo por el que el gran público compre un reloj de este tipo. De momento, seguiremos llevando el móvil en el bolsillo. Incluso el de Apple obliga a enlazarlo con un iPhone. ¿Me lo voy a comprar para llevar reloj + móvil y que además mi reloj no sirva para nada si no está mi móvil a distancia de Bluetooth? NO. Me lo compraré si cada día tengo un reloj distinto y (por ejemplo) puede poner al APOD (una imagen que la NASA actualiza todos los días sobre el universo, normalmente preciosa) o las viñetas de Forges.

Como dicen en kcdc, breve y glorioso periodo de tiempo en que nuestras muñecas fueron libres:

http://imgs.xkcd.com/comics/watches.png
http://imgs.xkcd.com/comics/watches.png

Y, ahora tras mi opinión, la realidad: Miles de personas correrán a gastarse el dinero en un reloj sólo porque “mola”. En fin… Esperemos que rápidamente aparezca una aplicación increíble, y tenga una excusa para comprarme uno. De momento, no.

One thought on “¿Por qué dejé de llevar reloj? El SmartWatch ataca…

  1. Realmente no necesitamos muchas de esos “juguetes para mayores”, pero generan la necesidad… y eso es un arte.

    Las killer apps vendrán… da tiempo a los desarrolladores…. seguro que aparecen (aunque poder controlar la música… que emite mi movil por bluetooth me llamaría mucho eh? 🙂 )

    Personalmente no tengo ya uno por lo que comentas de la batería… estuve a un click de comprar un pebble… pero no…

    Buen post!
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *